ITALIA 2: Venecia I (San Marco, Santa Croce, San Polo y Dorsoduro I)

13 de agosto de 2016 En nuestro primer día completo exploramos la zona central de Venecia. Dedicamos gran parte del día a San Marco, donde está la famosa plaza de San Marcos, que concentra gran parte de los monumentos mas importantes de la ciudad. Después atravesamos el Gran Canal por el puente de Rialto y estuvimos callejeando por los barrios de San Polo, Santa Croce y Dorsoduro, la mejor forma de descubrir los tesoros de Venecia. Empezamos el día con un buen desayuno que nos sirvió la propietaria del B&B en nuestra habitación: bebidas calientes, bollería dulce y un sándwich de jamón y queso. Con el estómago lleno nos lanzamos a descubrir Venecia. Como estábamos alojados en el céntrico barrio de San Marco, empezamos a pasear por allí.
13 de agosto de 2016
En nuestro primer día completo exploramos la zona central de Venecia. Dedicamos gran parte del día a San Marco, donde está la famosa plaza de San Marcos, que concentra gran parte de los monumentos mas importantes de la ciudad. Después atravesamos el Gran Canal por el puente de Rialto y estuvimos callejeando por los barrios de San Polo, Santa Croce y Dorsoduro, la mejor forma de descubrir los tesoros de Venecia.
Empezamos el día con un buen desayuno que nos sirvió la propietaria del B&B en nuestra habitación: bebidas calientes, bollería dulce y un sándwich de jamón y queso. Con el estómago lleno nos lanzamos a descubrir Venecia. Como estábamos alojados en el céntrico barrio de San Marco, empezamos a pasear por allí. La parte oeste de San Marco es una sucesión de callejas, estrechos canales y pequeñas plazas (llamadas “campo”) llenos de encanto. Precisamente una de los mas bonitas quedaba justo al lado de nuestro alojamiento, el Campo Francesco Morosini, rodeado de interesantes palacios. En el extremo oeste de San Marco fuimos a ver uno de los pocos puentes que atraviesa el Gran Canal, el puente de la Accademia. Desde allí tuvimos una de las primeras vistas sobre el Gran Canal, que nos pareció fabuloso: estaba rodeado por bonitos palacios y lo surcaban todo tipo de embarcaciones (vaporetti, taxis fluviales, góndolas…).

ITALIA 1: llegada a Venecia

12 de agosto de 2016 El primer día de viaje iba a dar para muy poco. Salimos de Barcelona a última hora de la tarde y llegamos al aeropuerto de Treviso por la noche. Después cogimos el bus hasta Venecia y llegamos a nuestro alojamiento poco antes de medianoche, metiéndonos directamente a la cama para levantarnos pronto al día siguiente. Nuestro vuelo de Ryanair despegó de Barcelona a las 19:30 h puntualmente, y durante el trayecto aprovechamos para cenar unos bocadillos que nos habíamos llevado. Como llegábamos muy tarde a Venecia no queríamos vagar por la ciudad buscando un restaurante abierto, aunque seguramente alguno hubiéramos encontrado en un sitio tan turístico. Preferíamos cenar de bocata e irnos a dormir pronto para poder madrugar. Llegamos a Treviso a la hora prevista, sobre las 21:30 h.
12 de agosto de 2016
El primer día de viaje iba a dar para muy poco. Salimos de Barcelona a última hora de la tarde y llegamos al aeropuerto de Treviso por la noche. Después cogimos el bus hasta Venecia y llegamos a nuestro alojamiento poco antes de medianoche, metiéndonos directamente a la cama para levantarnos pronto al día siguiente.
Nuestro vuelo de Ryanair despegó de Barcelona a las 19:30 h puntualmente, y durante el trayecto aprovechamos para cenar unos bocadillos que nos habíamos llevado. Como llegábamos muy tarde a Venecia no queríamos vagar por la ciudad buscando un restaurante abierto, aunque seguramente alguno hubiéramos encontrado en un sitio tan turístico. Preferíamos cenar de bocata e irnos a dormir pronto para poder madrugar. Llegamos a Treviso a la hora prevista, sobre las 21:30 h.
¿Cómo ir del Aeropuerto de Treviso a Venecia? La forma mas rápida y sencilla es el bus ATVO. Tarda algo mas de una hora en ir desde el aeropuerto a la Piazzale Roma, en el extremo occidental de Venecia. El billete sencillo cuesta 12 € y el de ida y vuelta 22. Lo malo son las pocas frecuencias, como máximo hay dos buses a la hora, aunque los horarios son irregulares (se pueden consultar en el link anterior). Pero hay que tener en cuenta que Treviso es un aeropuerto muy pequeño, al que llegan pocos vuelos. Cuando miramos los horarios antes de viajar vimos que nos tendríamos que esperar hasta las 22:25 h, pero al llegar al aeropuerto nos encontramos que había un bus a las 21:55. Fue una agradable sorpresa.

ITALIA: ruta por Véneto (Venecia), Emilia-Romaña y S.Marino, y presupuesto

Del 12 al 20 de agosto de 2016 Ya habían pasado muchos meses desde nuestro último viaje. Fue en marzo a Grecia y ya empezábamos a tener el gusanillo de mas. Pero Neus tenía mucho trabajo, debía darle un sprint final a su tesis doctoral. Como llevaba muchos meses de trabajo intenso, pensamos que un fin de semana largo de desconexión no le iría mal para retomarlo con mas ganas. Lo mas sencillo era elegir como destino una ciudad pequeña, sencilla que visitar y que requiriera poca planificación. Enseguida nos vino a la cabeza Venecia, la ciudad de los canales, siempre la habíamos tenido en mente para una escapada de pocos días. Por otra parte, David tenía muchos días de vacaciones, y era una pena que invirtiera solo unos pocos en un viaje. Hacía tiempo que le había echado el ojo a las regiones italianas del Véneto (donde está Venecia) y la Emilia-Romaña, por su gran patrimonio artístico e histórico a poca distancia
Del 12 al 20 de agosto de 2016
Ya habían pasado muchos meses desde nuestro último viaje. Fue en marzo a Grecia y ya empezábamos a tener el gusanillo de mas. Pero Neus tenía mucho trabajo, debía darle un sprint final a su tesis doctoral. Como llevaba muchos meses de trabajo intenso, pensamos que un fin de semana largo de desconexión no le iría mal para retomarlo con mas ganas. Lo mas sencillo era elegir como destino una ciudad pequeña, sencilla que visitar y que requiriera poca planificación. Enseguida nos vino a la cabeza Venecia, la ciudad de los canales, siempre la habíamos tenido en mente para una escapada de pocos días.

GRECIA 7: Atenas II y regreso

30 y 31 de marzo de 2016 Nuestro segundo y penúltimo día en Atenas lo íbamos a dedicar a visitar varios lugares alejados del centro urbano. Después de dar una vuelta por el animado Mercado Central, fuimos a descubrir los tesoros que guarda el Museo Arqueológico Nacional. Luego visitamos otro de los yacimientos helénicos, el de Kerameikos. A continuación paseamos tranquilamente por los barrios de Psirri y Plaka y por los Jardines Nacionales. Para acabar la tarde subimos al Monte Licabeto para contemplar las vistas de la ciudad. Al día siguiente, a primera hora de la mañana fuimos al aeropuerto para coger el vuelo de vuelta a casa. Aquel día no madrugamos mucho, ya que el primer lugar que queríamos ver quedaba muy cerca de nuestro hotel.
30 y 31 de marzo de 2016
Nuestro segundo y penúltimo día en Atenas lo íbamos a dedicar a visitar varios lugares alejados del centro urbano. Después de dar una vuelta por el animado Mercado Central, fuimos a descubrir los tesoros que guarda el Museo Arqueológico Nacional. Luego visitamos otro de los yacimientos helénicos, el de Kerameikos. A continuación paseamos tranquilamente por los barrios de Psirri y Plaka y por los Jardines Nacionales. Para acabar la tarde subimos al Monte Licabeto para contemplar las vistas de la ciudad. Al día siguiente, a primera hora de la mañana fuimos al aeropuerto para coger el vuelo de vuelta a casa.
Aquel día no madrugamos mucho, ya que el primer lugar que queríamos ver quedaba muy cerca de nuestro hotel. Es el Mercado Central (Kentriki Agora), el lugar donde los atenienses vienen a aprovisionarse de productos frescos. El mercado está emplazado en un curioso edificio parecido a una estación de tren. Entramos por la sección de carnicería, que era una sucesión interminable de pequeños puestos que exhibían sus productos cárnicos a la intemperie, sin refrigeración ni nada. Nos asaltó la duda de si lo hacían igual en verano, ya que incluso la carne cortada se exponía sin frío alguno. Delante de cada puesto había un vendedor que vociferaba las virtudes de su producto. Aquello era un caos de gritos, gente y de carne para arriba y para abajo, pero muy pintoresco. Después pasamos a la sección de pescadería, al menos con el producto conservado con hielo pero con los mismos decibelios para nuestros tímpanos. Delante del Mercado Central, en una pequeña plaza, está el mercado de frutas y verduras. Era mucho mas calmado y tranquilo, quizás también porque era mas pequeño y los puestos tenían menos competencia. La verdad es que los dos mercados bien merecen dedicarles un rato, a nosotros nos gustó pasear por sus puestos.

GRECIA 6: Atenas I, Acrópolis

29 de marzo de 2016 Nuestro primer día en Atenas lo centramos fundamentalmente en su lugar mas famoso, la Acrópolis. Después de admirar el Partenón y sus otros templos visitamos el Ágora Antigua y subimos a la colina de Filopapos para ver las vistas de la Acrópolis. Luego visitamos el Teatro de Dionisio, el Templo de Zeus Olímpico y acabamos con la sobredosis de historia helénica en el Museo de la Acrópolis. El resto del día fue mas relajado, paseamos un poco por los barrios de Anafiotika, Plaka y Monastiraki, y nos acercamos a ver el cambio de guardia delante del Parlamento. Un día la mar de completo. Aquella mañana nos intentamos levantar mas o menos pronto, ya que queríamos llegar a la Acrópolis antes que se llenara de turistas.
29 de marzo de 2016
Nuestro primer día en Atenas lo centramos fundamentalmente en su lugar mas famoso, la Acrópolis. Después de admirar el Partenón y sus otros templos visitamos el Ágora Antigua y subimos a la colina de Filopapos para ver las vistas de la Acrópolis. Luego visitamos el Teatro de Dionisio, el Templo de Zeus Olímpico y acabamos con la sobredosis de historia helénica en el Museo de la Acrópolis. El resto del día fue mas relajado, paseamos un poco por los barrios de Anafiotika, Plaka y Monastiraki, y nos acercamos a ver el cambio de guardia delante del Parlamento. Un día la mar de completo.
Aquella mañana nos intentamos levantar mas o menos pronto, ya que queríamos llegar a la Acrópolis antes que se llenara de turistas. En el hotel nos habían explicado el camino para ir desde allí a la entrada norte (la caminata dura unos 20 minutos). Pero al llegar vimos que la entrada estaba cerrada, y parecía que hacía meses que llevaba así. Mas tarde veríamos que es una tónica general en monumentos atenienses extensos: en el pasado había abiertas varias entradas pero con los recortes seguramente solo dejaron una. No tardamos mucho en llegar a la entrada oeste de la Acrópolis, la principal, donde compramos las entradas (12 €, incluye el Cementerio de Kerameikos, el Ágora Antigua, el Teatro de Dionisio y el Templo de Zeus Olímpico). Antes de continuar, daremos unos pocos apuntes históricos sobre este lugar. Desde el inicio de los tiempos de Atenas, la colina de la Acrópolis siempre ha gozado de una gran importancia religiosa, en ella había varios templos dedicados a la diosa Atenea. Pero los persas los destruyeron durante el siglo V a. C. cuando invadieron la antigua Grecia durante la Segunda Guerra Médica. Aunque, finalmente, una confederación de las diferentes ciudades-estado griegas consiguieron derrotar a los persas. Parte de los tesoros que consiguieron al vencerlos los dedicaron a reconstruir y embellecer los templos de la Acrópolis. Con la conquista romana empezaron los sufrimientos de los templos de la Acrópolis a consecuencia del pillaje. No obstante, el santuario logró aguantar de pie hasta el siglo XV, bajo el Imperio Otomano, época en la que fue usado como polvorín y voló por los aires cuando los venecianos intentaron conquistar la ciudad. Pero lo peor vino a comienzos del siglo XIX, cuando todo un lord inglés (Thomas B. Elgin) saqueó las mejores piezas que aún quedaban (con el beneplácito del Imperio Otomano, que aún ocupaba Grecia), ocasionando graves daños a la ruinas para extraerlas.

GRECIA 5: Epidauro, Micenas y llegada a Atenas

28 de marzo de 2016 En nuestro último día con el coche de alquiler visitamos dos de los yacimientos arqueológicos mas importantes de Grecia, Epidauro y Micenas, ambos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Después abandonamos el Peloponeso y paramos a ver el canal de Corinto, una gran obra de ingeniería que permite a los barcos ahorrarse mucho tiempo de navegación. Tras descansar un poco en la ciudad turística de Loutraki, nos dirigimos al aeropuerto de Atenas, donde teníamos que devolver el coche. Por último, nos trasladamos en metro al barrio ateniense de Omonia, donde estaba nuestro alojamiento para los siguientes días. Aquella mañana también nos costó levantarnos, las largas horas de conducción del viaje parecía que nos cansaba mas que caminar todo el día por una ciudad.
28 de marzo de 2016
En nuestro último día con el coche de alquiler visitamos dos de los yacimientos arqueológicos mas importantes de Grecia, Epidauro y Micenas, ambos Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Después abandonamos el Peloponeso y paramos a ver el canal de Corinto, una gran obra de ingeniería que permite a los barcos ahorrarse mucho tiempo de navegación. Tras descansar un poco en la ciudad turística de Loutraki, nos dirigimos al aeropuerto de Atenas, donde teníamos que devolver el coche. Por último, nos trasladamos en metro al barrio ateniense de Omonia, donde estaba nuestro alojamiento para los siguientes días.
Aquella mañana también nos costó levantarnos, las largas horas de conducción del viaje parecía que nos cansaba mas que caminar todo el día por una ciudad. Cogimos fuerzas con el buen desayuno del Hotel Agamemnon, nuestro alojamiento en Nauplia. Y enseguida pusimos rumbo hacia Epidauro (entrada, 6 €), el primer yacimiento de los dos que visitamos aquella jornada. Ésta era una de las ciudades-estado mas influyentes del Peloponeso, y fue fiel aliada de Esparta en muchas guerras. Tanto antiguamente como hoy en día, Epidauro es conocida sobre todo por su teatro y por su Santuario de Asclepio. Así que empezamos la visita al yacimiento por el primero, cuyos restos son los mas impresionantes del conjunto. Era realmente colosal, con capacidad para mas de 12.000 espectadores, y estaba muy bien conservado. Los constructores griegos aplicaron reglas matemáticas para lograr una acústica perfecta. En el teatro había muchos grupos organizados y los guías usaban esta acústica para hacer sus explicaciones desde puntos alejados de su grupo. Era realmente espectacular por su grandiosidad, seguramente es de los mas grandes que hemos visto de este tipo.