CAMBOYA 7: templos de Angkor I, circuito corto

7 de diciembre de 2017 Nuestro primer día en los templos de Angkor lo dedicamos a hacer el llamado circuito corto, donde descubriríamos algunos de los templos mas importantes del complejo. Dedicamos gran parte del día en explorar el gran Angkor Thom, donde visitamos el Baphuon, los Phimeanakas, la Terraza del Rey Leproso, la de los Elefantes y el espectacular Bayon. Además también visitamos los templos de Phnom Bakheng, Chau Say, Thommanon y acabamos la jornada en increíbles ruinas del Ta Phrom. Por fin llegó el día, íbamos a visitar los archiconocidos templos de Angkor, sin duda uno de los grandes motivos que nos empujaron a viajar a Camboya. Habíamos planeado pasar tres días descubriendo Angkor, mas uno adicional en ir a ver algún templo mas lejano.
7 de diciembre de 2017
Nuestro primer día en los templos de Angkor lo dedicamos a hacer el llamado circuito corto, donde descubriríamos algunos de los templos mas importantes del complejo. Dedicamos gran parte del día en explorar el gran Angkor Thom, donde visitamos el Baphuon, los Phimeanakas, la Terraza del Rey Leproso, la de los Elefantes y el espectacular Bayon. Además también visitamos los templos de Phnom Bakheng, Chau Say, Thommanon y acabamos la jornada en increíbles ruinas del Ta Phrom.
Por fin llegó el día, íbamos a visitar los archiconocidos templos de Angkor, sin duda uno de los grandes motivos que nos empujaron a viajar a Camboya. Habíamos planeado pasar tres días descubriendo Angkor, mas uno adicional en ir a ver algún templo mas lejano. En internet se pueden encontrar decenas de posts que explican como planificar la visita a los templos, así que no os aburriremos con los detalles. Porque, después de haber visitado Angkor, podemos decir que la visita es muy fácil de planificar: existen unas rutas prefijadas para ver los diferentes templos (circuito corto y largo) que los tuktukeros conocen a la perfección. Además, el precio de esas rutas está mas o menos fijado, así que la mayoría de tuktukeros piden cantidades similares por el transporte: unos 15 USD por el circuito corto y 25 USD por el largo. A partir de ahí, se pagan pluses de 5 USD si se quiere ir a ver el amanecer o el atardecer, o templos un poco mas alejados como Roluos o Banteay Srei (es mas adecuado ir en taxi a los que están aún mas lejos, como el Beng Mealea). Así que es posible llegar a Siem Riep sin haber planificado nada, y dejar que el tuktukero te monte los días de visita. Hablamos del transporte en tuktuk porque fue el medio que usamos nosotros. Estuvimos sopesando la idea de alquilar bicis, pero solo lo recomendaríamos para gente amante de las dos ruedas y en buena forma: aunque no hay desniveles, las distancias son largas y a partir de media mañana hace un calor sofocante que no invita nada a ponerse a pedalear.

CAMBOYA 6: pueblo flotante de Kompong Phluk

6 de diciembre de 2017 Aquella jornada abandonamos Kompong Thom y nos dirigimos a Siem Riep en bus. Llegamos al hotel a primera hora de la tarde, y tras instalarnos cogimos un tuktuk para ir la pueblo flotante de Kompong Phluk, donde pasaríamos el resto de la tarde. Aquella mañana habíamos hecho una cura de sueño y dormimos hasta tarde, aprovechando que nuestro bus a Siem Riep no salía hasta las 10 h. Como los billetes los habíamos comprado a través de la gueshouse (6 USD cada uno), nos llevaron gratis en coche hasta la estación de bus.
6 de diciembre de 2017
Aquella jornada abandonamos Kompong Thom y nos dirigimos a Siem Riep en bus. Llegamos al hotel a primera hora de la tarde, y tras instalarnos cogimos un tuktuk para ir la pueblo flotante de Kompong Phluk, donde pasaríamos el resto de la tarde.
Aquella mañana habíamos hecho una cura de sueño y dormimos hasta tarde, aprovechando que nuestro bus a Siem Riep no salía hasta las 10 h. Como los billetes los habíamos comprado a través de la gueshouse (6 USD cada uno), nos llevaron gratis en coche hasta la estación de bus. Por llamarlo de alguna forma, porque no era mas que un tramo de acera mas ancho situado enfrente de una farmacia con algunas raídas sillas de plástico. Allí nos dijeron que en realidad el bus no llegaba hasta las 10:30, por lo que nos pusimos a desayunar unas galletas que habíamos comprado. Sorprende que precisamente aquel era el primer bus de la mañana hacia Siem Riep. Pero hay que tener en cuenta que todos los buses que circulan por allí tienen como origen o destino Siem Riep o Phnom Penh, de forma que solo puedes coger un bus pronto si tu parada está cerca del origen (no era nuestro caso).

CAMBOYA 5: templos de Sambor Prei Kuk

5 de diciembre de 2017 Aquel día teníamos por delante un largo viaje en bus desde Kratie hasta Kompong Thom. Contando con el transbordo que tuvimos que hacer en Skun, fueron mas de 7 horas. Llegamos a nuestro destino a media tarde, con el tiempo suficiente de visitar los templos preangkorianos de Sambor Prei Kuk. Como la noche anterior, aquella tampoco habíamos dormido muy bien. A las tantas de la madrugada llegaron unos turistas que no paraban de hablar alto y de hacer ruido. Y a las 5, la típica cantinela de los gallos (¡cuando todavía faltaba una hora para el amanecer!).
5 de diciembre de 2017
Aquel día teníamos por delante un largo viaje en bus desde Kratie hasta Kompong Thom. Contando con el transbordo que tuvimos que hacer en Skun, fueron mas de 7 horas. Llegamos a nuestro destino a media tarde, con el tiempo suficiente de visitar los templos preangkorianos de Sambor Prei Kuk.
Como la noche anterior, aquella tampoco habíamos dormido muy bien. A las tantas de la madrugada llegaron unos turistas que no paraban de hablar alto y de hacer ruido. Y a las 5, la típica cantinela de los gallos (¡cuando todavía faltaba una hora para el amanecer!). De todas formas, no nos podíamos quedar mucho mas tiempo en la cama, ya que a las 7:30 teníamos que coger nuestro bus de Sorya rumbo a Kompong Thom. Enseguida hicimos nuestras mochilas e hicimos el check-out en la pensión. Mientras esperábamos el bus nos comimos unas galletas para tener algo en el estómago. El día anterior habíamos comprado los billetes (10 USD por persona) y nos habían dicho que el bus nos pasaría a recoger por nuestra pensión (Le Tonlé). El bus llegó diez minutos tarde, y fue recogiendo a otros turistas de algunos hoteles de Kratie.

CAMBOYA 4: Kratie II (Koh Trong)

4 de diciembre de 2017 Aquel día volvimos a alquilar unas bicis para recorrer varios pueblos de la orilla del rio Mekong. Dedicamos gran parte del día a explorar Koh Trong, una isla en medio del río llena de paisajes rurales de postal. Después volvimos a Kratie, donde estuvimos dando una vuelta por sus calles y sus mercados. Por último, tomamos la carretera que va por la orilla del Mekong al sur de Kratie para seguir descubriendo pintorescos pueblos. Eran poco después de las 5 de la mañana cuando nos despertaron los cantos matutinos de los gallos. Parecía que los había a decenas por allí y que todos se habían congregado bajo nuestra ventana para no dejarnos dormir.
4 de diciembre de 2017
Aquel día volvimos a alquilar unas bicis para recorrer varios pueblos de la orilla del rio Mekong. Dedicamos gran parte del día a explorar Koh Trong, una isla en medio del río llena de paisajes rurales de postal. Después volvimos a Kratie, donde estuvimos dando una vuelta por sus calles y sus mercados. Por último, tomamos la carretera que va por la orilla del Mekong al sur de Kratie para seguir descubriendo pintorescos pueblos.
Eran poco después de las 5 de la mañana cuando nos despertaron los cantos matutinos de los gallos. Parecía que los había a decenas por allí y que todos se habían congregado bajo nuestra ventana para no dejarnos dormir. Aunque también hay que tener en cuenta que la susodicha ventana solo tenía mosquitera, con lo que oíamos cualquier ruido de la calle. Intentamos dormir un poco mas, pero nos costó. Unas horas mas tarde bajamos a desayunar al restaurante de la pensión, donde dimos cuenta de yogurt con muesli y una crêpe con lima (7 USD, no estaba incluido en la habitación).

CAMBOYA 3: Kratie I

3 de diciembre de 2017 Aquel día abandonamos Phnom Penh y nos fuimos a Kratie, a descubrir la vida rural a orillas del Mekong. Cogimos el bus a primera hora de la mañana y llegamos a Kratie a media tarde. El resto del día alquilamos unas bicis y recorrimos la ribera del Mekong hasta el templo de Phnom Sambok. Aquella mañana empezaba el viaje de verdad, dejaríamos la comodidad de la capital Phnom Penh para empezar nuestra ruta por Camboya. Bajamos a desayunar pronto ya que a las 8 teníamos que coger el bus a Kratie.
3 de diciembre de 2017
Aquel día abandonamos Phnom Penh y nos fuimos a Kratie, a descubrir la vida rural a orillas del Mekong. Cogimos el bus a primera hora de la mañana y llegamos a Kratie a media tarde. El resto del día alquilamos unas bicis y recorrimos la ribera del Mekong hasta el templo de Phnom Sambok.
Aquella mañana empezaba el viaje de verdad, dejaríamos la comodidad de la capital Phnom Penh para empezar nuestra ruta por Camboya. Bajamos a desayunar pronto ya que a las 8 teníamos que coger el bus a Kratie. Después de cargar las pilas con un buen desayuno, hicimos el check-out en el hotel y nos despedimos de su encantador personal. Nos gustó tanto el hotel que repetiríamos en el mismo la última noche de viaje. Fuera cogimos un tuktuk (1 USD) y enseguida llegamos a la estación de bus de Sorya. Encontramos fácilmente nuestro bus y ocupamos nuestros asientos. Como habíamos comprado los billetes el día anterior (8 USD), teníamos asignados los asientos de mas adelante. No se puede decir que fueran muy cómodos, ya que se notaba que el bus era de segunda o tercera mano. Al menos tuvimos la suerte de comprobar que el CD del equipo de audio del bus no funcionaba, habíamos leído que en estos trayectos ponían karaokes de música camboyana a todo volumen.

CAMBOYA 2: Phnom Penh I

2 de diciembre de 2017 El primer día completo en Camboya lo dedicamos a descubrir su capital, Phnom Penh, una gran ciudad caótica pero fascinante. Empezamos visitando el Palacio Real, la residencia oficial de la realeza camboyana llena de fastuosos edificios. Después paseamos por el agradable parque de Wat Botum hasta el Monumento de la Independencia. Allí cogimos un tuktuk y fuimos al Museo Tuol Sleng, un lugar inquietante a la vez que interesante, imprescindible para conocer el oscuro periodo de la historia dominada por los Jemeres Rojos. Luego fuimos al Mercado Central, a curiosear por sus puestos y ver la vida local, y acabamos subiendo al pintoresco templo de Wat Phnom. A la noche fuimos a cenar al Mercado Nocturno, uno de los mejores lugares para cenar bueno y barato en la ciudad.
2 de diciembre de 2017
El primer día completo en Camboya lo dedicamos a descubrir su capital, Phnom Penh, una gran ciudad caótica pero fascinante. Empezamos visitando el Palacio Real, la residencia oficial de la realeza camboyana llena de fastuosos edificios. Después paseamos por el agradable parque de Wat Botum hasta el Monumento de la Independencia. Allí cogimos un tuktuk y fuimos al Museo Tuol Sleng, un lugar inquietante a la vez que interesante, imprescindible para conocer el oscuro periodo de la historia dominada por los Jemeres Rojos. Luego fuimos al Mercado Central, a curiosear por sus puestos y ver la vida local, y acabamos subiendo al pintoresco templo de Wat Phnom. A la noche fuimos a cenar al Mercado Nocturno, uno de los mejores lugares para cenar bueno y barato en la ciudad.
El día anterior habíamos llegado por la noche reventados después de muchas horas de vuelo. Por la mañana no nos pusimos el despertador para dormir todo el tiempo que nos pidiera el cuerpo. Y la verdad es que nos sentó de maravilla. Eran las 8:30 cuando bajamos a desayunar al hotel. Era un desayuno a la carta, donde podías elegir bebidas, zumos, diferentes productos cocinados (tortilla, huevos revueltos, pancakes, salchichas, bacon…), diversos acompañamientos (patatas fritas o ensalada, ambas un poco extrañas para nosotros en un desayuno), etc. Llenamos bastante el estómago para tener energía para todo el día.