NUEVO LOGO, NUEVO DISEÑO

Hace tiempo que teníamos en mente hacer cambios en el blog pero entre escribir los diarios de los viajes y las redes sociales no encontrábamos tiempo para hacerlo. Hoy por fin podemos presentaros las novedades en cuanto al diseño del blog. Tenemos un montón de ideas para nuevos artículos pero eso ya será para más adelante. Iremos paso a paso…
Una de las cosas que creíamos indispensables antes de empezar a cambiar el diseño era tener un logo para el blog. En esto íbamos muy perdidos porque no teníamos ni idea de lo que queríamos ni de cómo hacerlo. En marzo de este año, en el SITC (Saló Internacional de Turisme de Catalunya) estuvimos hablando con Vero, de Viajar code: Verónica, que había estrenado logo recientemente. Nos contó que se lo había hecho la ilustradora Oli Ferrando de Domando Dragones y nos dio muy buenas referencias de ella; ya había hecho otros logos para blogueros de viajes y todos ellos eran muy bonitos.
Contactamos con ella y empezamos a trabajar. Como el blog se llama “Los viajes de David y Neus” nos parecía que teníamos que salir nosotros en el logo así que empezamos a partir de esta idea. Oli nos ayudó preguntándonos que nos representaba a cada uno de nosotros y con que objetos queríamos salir en el dibujo. Y después de varios bocetos y pruebas dimos con el definitivo. Estamos muy contentos de la gran acogida que ha tenido en las redes sociales. A nosotros nos encanta y es genial que a la gente también :)
Vamos a explicar un poco el dibujo y los diferentes objetos que salen en el para que veáis que todo ha sido muy pensado y nada está por estar. David sale con un mapa en la mano, no podía ser de otra forma. Es su trabajo y una de sus pasiones. Se puede pasar horas mirando un mapa y pensando en donde ir y que hacer! Neus sale comiendo, quien la conoce ya sabe que disfruta un montón con cualquier manjar, así que tampoco nos costó mucho idearlo así. También hay un par de mochilas, indispensables para cualquier viajero y como no, una guía y una cámara de fotos. Y no podía faltar la cerveza para David, en todo país que vamos prueba la local! Y finalmente, de fondo quisimos algo de naturaleza y patrimonio histórico, lo que nos gusta descubrir en cada nuevo país donde vamos.
Una vez con el logo en nuestras manos nos quedaba la ardua tarea de cambiar el diseño del blog. Primero estuvimos mirando otros blogs para coger ideas. Y decidimos que queríamos insertar un slide de fotos en el encabezado, poner un menú horizontal desplegable y hacer los sumarios más grandes y visuales. Casi nada! Neus tiene algunos conocimientos de html y css y con los tutoriales de Internet parece que todo es posible. Así que después de algunas luchas con la plantilla de blogger hemos conseguido hacer todo lo que teníamos en mente. Estamos muy contentos!
En el encabezado hemos puesto un slide con una foto de algunos de los grandes viajes que hemos hecho. Una foto de aquello que consideramos que representa ese viaje, por ejemplo Machu Pichu para Perú o el torii de Miyajima para Japón. Parece que tarda un poco en cargarse e intentaremos solucionarlo aunque aún no sabemos cómo :p
En el menú horizontal hemos puesto los continentes y los países ordenados alfabéticamente. Así podéis buscar fácilmente los relatos que tenemos. Veréis que Asia, América y África tienen muy pocos países… esperemos poder ponerle remedio ;) Además, lo que no son relatos lo hemos agrupado bajo el nombre de secciones. Aquí pondremos las entradas sobre blogs amigos y el mapa mundi que han desaparecido porque queremos mejorarlas.
En la página de inicio hemos puesto sumarios de las últimas entradas publicadas. Así el blog es más visual y los nuevos lectores pueden ver fácilmente lo que podrán leer en el blog. Mejorar los sumarios es lo que más nos ha costado hacer. Y estamos muy contentos porque ahora podemos mostrar la imagen más representativa de ese post y no la primera como salía antes.
Sobre los colores hemos jugado con la gama de verdes y grises. Antes lo teníamos azul y nos parecía que no sintonizaba con el logo. En cuanto al tipo de letra, para los títulos hemos usado la que tenemos en el logo, que Oli sacó de Google Fonts. No conocíamos esta página y está muy bien porque permite usar fuentes diferentes de las habituales. Además, al estar alojadas en internet funcionan desde cualquier ordenador. La fuente que usamos para los textos también la hemos sacado de aquí.
Y esto es todo! Nosotros estamos muy contentos con el resultado y esperemos que a vosotros también os guste. Nos falta adaptar la versión para móviles al nuevo diseño, esperemos tenerlo pronto. Por cierto, si veis cualquier cosa que no funciona o creéis que se podría mejorar no dudéis en decírnoslo. Nuestros conocimientos son limitados y lo hacemos lo mejor que podemos :P

INDONESIA: primeras impresiones

Indonesia nos ha encantado por su variedad de culturas y paisajes. Y todavía con el viaje fresco vamos a daros unas cuantas pinceladas de lo que nos ha parecido el país y alguna de nuestras andanzas. Lo primero es constatar lo que ya sabíamos, Indonesia es un país enorme. En tres semanas solo hemos podido ver unas pocas de las decenas de islas que tiene. Es un país que fácilmente da para cuatro o cinco viajes. El nuestro se ha centrado en las islas de Java, Bali, Gili (Lombok) y Sulawesi. Cada una de ellas podría ser perfectamente un país distinto, ya que tiene su propia historia, cultura, religión y carácter. A continuación os explicamos que nos ha parecido cada una de ellas.

IRLANDA: Datos prácticos

Una de las mejores compañías en cuanto a precio para viajar a Irlanda es Ryanair, que conecta muchas ciudades españolas con Dublín y otras urbes irlandesas (Cork, Limerick, Charlestown, Kerry...). Otra compañía con muy buenas ofertas es Aer Lingus, con una buena cobertura de destinos tanto en España como en Irlanda. También hay ofertas puntuales de EasyJet para viajar a Belfast, aunque entrar por esta ciudad después condiciona mucho la ruta que se hará por Irlanda. Como último recurso siempre se puede echar un vistazo a los metabuscadores Trabber, Kayak o Skyscanner para buscar otras opciones o vuelos con escala. Algunas de esas compañías viajan a varias ciudades irlandesas, por lo que nos propusimos inicialmente llegar por Dublin y marcharnos por otra ciudad, como Cork o Belfast. Salir por Cork tenía el problema de que hay lugares interesantes que visitar entre esa ciudad y Dublín y no nos los queríamos perder. Usar Belfast para llegar o para irse tiene el problema del coche de alquiler, como Irlanda del Norte pertenece a otro país los recargos de las compañías rent-a-car son elevadísimos.
INFORMACIÓN PRÁCTICA
Como llegar
Una de las mejores compañías en cuanto a precio para viajar a Irlanda es Ryanair, que conecta muchas ciudades españolas con Dublín y otras urbes irlandesas (Cork, Limerick, Charlestown, Kerry...). Otra compañía con muy buenas ofertas es Aer Lingus, con una buena cobertura de destinos tanto en España como en Irlanda. También hay ofertas puntuales de EasyJet para viajar a Belfast, aunque entrar por esta ciudad después condiciona mucho la ruta que se hará por Irlanda. Como último recurso siempre se puede echar un vistazo a los metabuscadores Trabber, Kayak o Skyscanner para buscar otras opciones o vuelos con escala.

IRLANDA: preparativos del viaje

En enero compramos los billetes de avión para ir a Irlanda por Semana Santa (del 10 al 20 de abril). Desde entonces hemos estado preparando el viaje, diseñando la ruta, decidiendo los sitios que visitar y buscando los alojamientos. Lo que teníamos claro desde un buen inicio, era que queríamos recorrer toda la isla en coche de alquiler, la mejor forma de descubrir este país.
Para planificar cualquier viaje lo primero de todo es documentarse bien. Para eso, pedimos folletos en la web de Turismo de Irlanda y nos hicimos con algunas guías del país. Compramos la guía Trotamundos y en la biblioteca cogimos la Lonely PlanetLo mejor de” que para preparar viajes es ideal.
También hemos consultado muchos blogs de viajes. Hay una gran cantidad de blogs de Dublín, pero de toda Irlanda hay pocos. Y nuestra idea era estar poco tiempo en la capital, aunque nos perdiéramos algunas cosas, y dedicar más tiempo a recorrer la isla. El blog que más nos ha servido ha sido el de Viajeros Callejeros, con una ruta circular muy parecida a la que queríamos hacer. Ellos estuvieron un día menos que nosotros y recorrieron toda la isla. Para nosotros ha sido como una guía más.
Con la información de estos folletos, blogs y guías hemos recopilado los sitios más interesantes para visitar. Para diseñar la ruta los hemos marcado en un mapa: en verde lo imprescindible y en amarillo otros lugares que valen la pena. La verdad es que el mapa ha quedado muy lleno y, aunque nos gustaría poder visitarlo todo es imposible que nos dé tiempo y hemos tenido que priorizar.
El siguiente paso ha sido definir el itinerario, es decir, qué visitar cada día y poder así escoger las ciudades donde pernoctar. Nos ha costado un poco pero creemos que hemos conseguido hacer una ruta factible donde podamos visitar lo mejor del país. Es verdad que algunos días habrá mucho coche, pero siendo dos para conducir pensamos que no es problema.

Ver IRLANDA: preparativos del viaje en un mapa más grande
La selección de los alojamientos ha sido complicada. Se trata de un país caro donde cuesta encontrar opciones a buen precio y con un mínimo de confort. Al final, hemos tenido que aumentar el presupuesto dedicado a este concepto (50-70 € la noche con desayuno). En algunos casos podríamos haber encontrado opciones más baratas, pero en las grandes ciudades (Dublín, Belfast, Derry o Cork) queríamos estar céntricos. Y también el hecho de querer alojamiento con desayuno ha incrementado el presupuesto. Pero dicen que un buen desayuno irlandés es lo mejor para empezar el día!
El planning que tenemos es el siguiente:
  • Día 1: llegamos a Dublín a las 20h de la noche con poco tiempo de hacer nada. Noche en Dublín.
  • Día 2: visita a Dublín. Noche en Dublín.
  • Día 3: recogida del coche de alquiler y rumbo al norte para visitar las ruinas de Bru Na Boinne (Newgrange), el monasterio de Monasterboice y Belfast. Noche en Belfast.
  • Día 4: ruta por la costa visitando Carrick-a-Rede, Giant’s causeway, castillo de Dunluce y finalmente Derry. Noche en Derry.
  • Día 5: condado de Donegal, donde visitaremos Glenveagh, Glen Gesh Pass, los acantilados de Slieve League y la ciudad de Westport. Noche en Westport.
  • Día 6: itinerario por Connemara, paseo por Galway y, si nos da tiempo, visita al monasterio de Clonmacnoise. Noche en Galway.
  • Día 7: recorrido por Burren, acantilados de Moher, Kilfenora y Limerick. Noche en Killarney.
  • Día 8: ruta por el Kerry’s Ring. Noche en Killarney.
  • Día 9: ruta por la península de Dingle y visita a Cork. Noche en Cork.
  • Día 10: visita a Kinsale, castillos de Cahir y Cashel y Kilkenny. Noche en Kilkenny.
  • Día 11: paseo por el monasterio de Glendalough y regreso a Barcelona a las 20h desde Dublín.
Cada día falta menos para irnos! Tenemos muchas ganas de descubrir este nuevo país con tanta naturaleza y patrimonio histórico. Podéis seguirnos en este viaje en Facebook, Twitter e Instagram.

IRLANDA: primeras impresiones

Antes de ponernos a escribir los diarios de este viaje hemos pensado que estaría bien esbozar algunas ideas de lo que nos ha aportado a modo de resumen. Estas son las primeras impresiones y reflexiones que podemos hacer.
NATURALEZA
Una de las grandes razones que nos hizo visitar Irlanda es su naturaleza desbordante. Entre verdes pastos donde pace el ganado se intercalan matorrales de brecina, bosques y ciénagas donde se acumula la turba. Por la época que era (abril), las plantas y árboles no habían acabado de despertar de su letargo invernal, pero en sus partes bajas y llanas todo el país tenía su característico color verde.
Irlanda está repleta de paisajes rurales con prados donde pastan los animales, pequeñas granjas y retazos dispersos de bosques. Conforman la postal mas típica del país y para disfrutar de ella basta con adentrarse por carreteras secundarías. En la península de Dingle están los paisajes de este tipo que más nos gustaron, mucho más bonitos que los del famoso Anillo de Kerry (que atrae a mas turistas).
A parte de sus bucólicos paisajes campechanos, Irlanda tiene algunos lugares únicos. Los primeros que nos viene a la cabeza son sus acantilados, de entre los más altos de Europa. Los de Slieve League nos quitaron la respiración, con sus 600 m de desnivel, pero los mas espectaculares son los Acantilados de Moher. También es muy singular la Calzada del Gigante, un afloramiento de columnas hexagonales de basalto con una curiosa leyenda detrás (ya la contaremos en su día!).
Sus montañas y sus lagos también ofrecen muchas posibilidades para unos amantes del senderismo como nosotros. Hicimos varias excursiones cortas para disfrutar al máximo de su naturaleza. Lástima que la falta de tiempo no nos permitiera hacer mas... Tenemos muy buenos recuerdos de las caminatas por Connemara y por los Montes Wicklow.
Una de las preguntas que nos asaltaron cuando decidimos ir a Irlanda fue si sus paisajes serían parecidos a Escocia, donde ya habíamos estado años antes. Y la respuesta es sí. La vegetación es muy parecida entre ambos, aunque nos da la sensación que Escocia es más salvaje y montañosa.
CIUDADES
Irlanda tiene una gran cantidad de ciudades que son un polo de atracción del turismo cultural. Dublín es un destino ideal para un fin de semana: es pequeña, agradable, fácil de descubrir y un día te da para ver sus principales puntos de interés. En nuestra opinión, las otras grandes ciudades como Galway o Cork no están a la altura de la capital por la ausencia de patrimonio histórico (estas dos son mas conocidas como destino del turismo de fiesta y marcha). Belfast y Derry, de Irlanda del Norte, son bastante feas y carecerían de interés si no fuera por la historia del conflicto político del Ulster, que comentaremos después.
Las ciudades pequeñas son las que más nos han gustado a lo largo del viaje. Westport fue toda una sorpresa, no esperábamos nada de ella y nos sorprendió la tranquilidad de sus calles y sus comercios centenarios. Aunque el primer premio se lo lleva Kilkenny, una ciudad preciosa que te lleva a deambular por sus calles y a entrar en sus pubs.
HISTORIA
El patrimonio histórico de Irlanda fue otra de las razones para visitar el país. Desde la edad de hierro hasta la actualidad, su territorio es testimonio de una historia milenaria. En Newgrange visitamos un monumento funerario construido hace 3.000 años, donde se descubrieron piedras decoradas con intrincados motivos geométricos, testimonios de la antigua cultura celta. Esta cultura es bien patente en las cruces celtas repartidas por todo el país y que tuvimos la oportunidad de admirar. Es una buena muestra del sincretismo de las creencias celtas y cristianas de la época de los primeros misioneros como San Patricio. Las cruces que más nos impresionaron fueron las de Monasterboice, en las que se conservan sus relieves bíblicos, aunque también son muy interesantes las de Clonmacnoise.
Antiguas iglesias y monasterios salpican toda la geografía del país. La religión católica fue muy importante como elemento de identidad nacional, sobre todo en la época de confrontación con los británicos, que intentaron extender el protestantismo durante sus 800 años de dominio. Esto hace que las principales catedrales del país sean protestantes (como las de St. Patrick y Christchurch en Dublín) y que muchas iglesias católicas fueran destruidas, como la abadía de Muckross en Killarney. Aún así, todavía quedan testimonios de las primeras iglesias cristianas construidas en estilo románico. Por ejemplo, la de Glendalough, con su característica y alta torre cilíndrica que servía para vigilar las incursiones de los vikingos tan corrientes en el siglo VIII (de hecho, los vikingos fueron quienes fundaron Dublín!).
Uno de las construcciones más interesantes de Irlanda son sus castillos. Hay muchísimos, unos solo son ruinas pero otros están en perfecto estado. En la época medieval, el país estaba gobernado por clanes regionales, y cada uno construía su propio castillo para protegerse de los demás clanes. Uno de los castillos que más nos gustó fue el de Cahir, una auténtica fortaleza testimonio de grandes batallas. Fue una lástima no poder visitar el del rey Juan de Limerick (llegamos demasiado tarde), por fuera parecía muy interesante. El que nos pareció más decepcionante fue el Rock of Cashel, mas que un castillo era una muralla que albergaba una catedral en ruinas y una capilla que estaba en rehabilitación.
EL CONFLICTO EN IRLANDA DEL NORTE
El problema político en Irlanda del Norte (Ulster) nos pareció interesantísimo, y es el principal motivo para visitar Belfast y Derry. Sus raíces se remontan a cientos de años atrás y arrastra una historia terrible, con muchos muertos, terrorismo, represión, segregación religiosa... Básicamente, en el Ulster hay un enfrentamiento entre la comunidad católica (que se considera irlandesa y que cree que deberían formar parte de Irlanda) y la comunidad protestante (mayoritaria y unionista, partidaria de la unión con Gran Bretaña). El terrorismo del IRA irlandés y de los grupos paramilitares unionistas solo agravó el problema y causó mucha violencia. Aunque en los últimos años parece que el conflicto está en vías de solución.
Tanto en Derry como en Belfast hay barrios de mayoría católica y barrios protestantes, y cada uno exhibe símbolos y murales conforme a su ideología. Nos gustaron mucho los murales irlandeses en ambas ciudades (fue una lástima no poder ver los murales unionistas de Belfast). Nos sorprendió ver el muro que separaba ambas comunidades en Belfast, nos recordaba mucho al de Berlín que habíamos visitado meses atrás. En Derry es donde nos pareció mas palpable el conflicto: su barrio católico estaba lleno de murales que recordaban las víctimas del “Bloody Sunday”, y a su lado estaba la ciudadela amurallada, todo un símbolo para los unionistas, con el lema de “No surrender” pintado por todas partes. En resumen, la visita a esta faceta de Irlanda del Norte nos gustó mucho y nos quedamos con ganas de saber mas.
PUBS
Una parte fundamental de la cultura y de la vida cotidiana de Irlanda la conforman sus pubs. Entrar en uno de ellos, saborear una buena pinta de cerveza y mirar como charlan los parroquianos es algo imprescindible. El ambiente que se respira en un pub irlandés es completamente diferente a un bar cualquiera. Sus interiores de madera, su escasa iluminación, su decoración rústica... todo traspúa un ambiente vintage que los hace únicos.
Algunos pubs son muy antiguos y su historia se remonta a cientos de años atrás. En el barrio de Temple Bar de Dublín se pueden ver muchos, incluso el que le da nombre. En Belfast visitamos uno de los mas antiguos, el White Tavern, fundado en el siglo XVII y que conserva todo su encanto (ni siquiera tiene luz eléctrica!). Algunos, como el victoriano Crown Liquor Saloon de la misma ciudad, son considerados monumentos nacionales y son propiedad del estado. Irlanda tiene tantos pubs encantadores que lo mejor es dejarse llevar y entrar en el primero que se encuentre. Es una lástima no haber dispuesto de mas tiempo para poder hacer mas vida de pub.

IRLANDA: Ruta del viaje

Para la semana santa de este año buscábamos algún destino cercano, barato de llegar y donde pudiéramos hacer una ruta chula durante unos 10 días. Después de desechar otros destinos, vimos que Irlanda cumplía todos estos requisitos. Por una parte queda a dos horas de vuelo desde Barcelona, es muy barato llegar con Ryanair (aunque la vida allí es un poco cara...) y con los días de que disponíamos podíamos hacer una ruta por toda la isla.
Del 10 al 20 de abril de 2014
Para la semana santa de este año buscábamos algún destino cercano, barato de llegar y donde pudiéramos hacer una ruta chula durante unos 10 días. Después de desechar otros destinos, vimos que Irlanda cumplía todos estos requisitos. Por una parte queda a dos horas de vuelo desde Barcelona, es muy barato llegar con Ryanair (aunque la vida allí es un poco cara...) y con los días de que disponíamos podíamos hacer una ruta por toda la isla.