ARGENTINA 8: Bariloche II, Circuito Chico

4 de enero de 2015 Aquella jornada la dedicamos a hacer la ruta mas popular para descubrir el Parque Nacional de Nahuel Huapi, el Circuito Chico. Empezamos subiendo al Cerro Campanario, con una de las vistas mas impresionantes de todo el viaje. Luego fuimos al pintoresco Hotel Llao-Llao, a partir de donde empezamos una ruta a pie por el parque municipal Llao-Llao hasta la bahía López. Haciendo autoestop llegamos a la Colonia Suiza, de donde ya tomamos el bus de vuelta a Bariloche. El día empezó tarde para nosotros, todavía estábamos cansados del largo trayecto en bus del día anterior, provenientes de Puerto Madryn. El desayuno del Hotel Premier estaba bastante bien, como era habitual en Argentina predominaba lo dulce, pero a nosotros ya nos iba bien.
4 de enero de 2015
Aquella jornada la dedicamos a hacer la ruta mas popular para descubrir el Parque Nacional de Nahuel Huapi, el Circuito Chico. Empezamos subiendo al Cerro Campanario, con una de las vistas mas impresionantes de todo el viaje. Luego fuimos al pintoresco Hotel Llao-Llao, a partir de donde empezamos una ruta a pie por el parque municipal Llao-Llao hasta la bahía López. Haciendo autoestop llegamos a la Colonia Suiza, de donde ya tomamos el bus de vuelta a Bariloche.
El día empezó tarde para nosotros, todavía estábamos cansados del largo trayecto en bus del día anterior, provenientes de Puerto Madryn. El desayuno del Hotel Premier estaba bastante bien, como era habitual en Argentina predominaba lo dulce, pero a nosotros ya nos iba bien. Nos pusimos en marcha sobre las 10 h (tardísimo para nuestro ritmo habitual), y nos dirigimos a la parada a coger el bus. Nuestro plan era hacer el Circuito Chico por libre en bus, aunque existen las opciones de hacerlo en tour o en coche de alquiler. Enseguida pasó el bus 20 que nos llevó a Cerro Campanario, la primera parada de la ruta. Esta es una de las montañas que domina el lago Nahuel Huapi, con un gran mirador en su cima que domina toda la zona. Para llegar arriba usamos el telesilla (140 pesos por persona, unos 12 €), aunque también se puede llegar a pie tras superar los 200 m de desnivel (solo vimos un par de personas que lo hicieron). La vista que encontramos en la cima era sobrecogedora: ante nosotros teníamos un maravilloso panorama de toda la zona, monopolizado por el lago Nahuel Huapi hacia el este. Y en dirección contraria se alzaban las montañas de los Andes, cuyos colores contrastaban con los del lago. ¡Fue una gozada! Había varios miradores orientados hacia varias direcciones y no pudimos resistirnos a contemplar la vista de cada uno de ellos con tranquilidad. El paisaje era mas bonito que el que encontramos el día anterior en el Cerro Catedral, ya que al estar mas lejos de Bariloche todo se veía mas verde y mejor preservado.

MALTA: ruta del viaje y presupuesto

Del 1 al 5 de abril de 2015 Como cada Semana Santa, teníamos ganas de salir algunos días de viaje, aunque hacía poco que habíamos vuelto de Múnich. Estuvimos barajando muchos posibles destinos y no nos acabábamos de decidir. El elegido debía reunir varias condiciones: llegada con un vuelo barato (aunque en Semana Santa es difícil), buen tiempo y temperaturas suaves, que se recorriera fácilmente en pocos días y, a poder ser, en un país que no hubiéramos visitado todavía. Y la pequeña isla de Malta, país miembro de la unión Europea, cumplía todos los estos requisitos. Además, tenía un rico legado cultural, histórico y gastronómico que nos apetecía descubrir desde hacía tiempo. Era un destino que siempre habíamos tenido en la agenda.
Del 1 al 5 de abril de 2015
Como cada Semana Santa, teníamos ganas de salir algunos días de viaje, aunque hacía poco que habíamos vuelto de Múnich. Estuvimos barajando muchos posibles destinos y no nos acabábamos de decidir. El elegido debía reunir varias condiciones: llegada con un vuelo barato (aunque en Semana Santa es difícil), buen tiempo y temperaturas suaves, que se recorriera fácilmente en pocos días y, a poder ser, en un país que no hubiéramos visitado todavía. Y la pequeña isla de Malta, país miembro de la unión Europea, cumplía todos los estos requisitos. Además, tenía un rico legado cultural, histórico y gastronómico que nos apetecía descubrir desde hacía tiempo. Era un destino que siempre habíamos tenido en la agenda.

MÚNICH: alojamiento

Nuestro alojamiento para los tres días en Múnich fue el Schiller5 Hotel & Boardinghouse, gracias a la Oficina de Turismo de Múnich. Es todo un hotelazo, mucho mejor de lo que solemos permitirnos en nuestros viajes. ¡La verdad es que estuvimos de maravilla! Ubicación: La ubicación es inmejorable, muy cerca del casco histórico y al lado de la estación de trenes (Hauptbahnhof). Si hubiéramos tenido que elegir nosotros el hotel sin duda lo hubiéramos hecho en esta zona. Estar tan cerca de la estación central te permite llegar rápido desde el aeropuerto y organizar excursiones a los alrededores de la ciudad. Y andando en solo 15 minutos te plantas en la céntrica Marienplatz
Nuestro alojamiento para los tres días en Múnich fue el Schiller5 Hotel & Boardinghouse, gracias a la Oficina de Turismo de Múnich. Es todo un hotelazo, mucho mejor de lo que solemos permitirnos en nuestros viajes. ¡La verdad es que estuvimos de maravilla!
Ubicación
La ubicación es inmejorable, muy cerca del casco histórico y al lado de la estación de trenes (Hauptbahnhof). Si hubiéramos tenido que elegir nosotros el hotel sin duda lo hubiéramos hecho en esta zona. Estar tan cerca de la estación central te permite llegar rápido desde el aeropuerto y organizar excursiones a los alrededores de la ciudad. Y andando en solo 15 minutos te plantas en la céntrica Marienplatz.
La calle donde se ubica el hotel parece un poco sórdida, con algunos sex shops, clubs de striptease y casinos. Pero en ningún momento tuvimos miedo o inseguridad, toda la ciudad nos pareció segura. Esta es una de las cosas negativas que comenta la gente de este hotel en algunos foros, pero la verdad es que creemos que no hay que darle mucha importancia.

MÚNICH 4: campo de concentración de Dachau

9 de marzo de 2015 Nuestro último día en Múnich lo íbamos a dedicar por completo a visitar el campo de concentración de Dachau, un lugar muy interesante para conocer esa parte de la funesta historia del régimen nazi. A la tarde cogimos el vuelo a Madrid, donde hicimos noche cerca del aeropuerto; al día siguiente, bien pronto por la mañana, volvimos a Barcelona. Ese día nos levantamos pronto para salir temprano del hotel y aprovechar bien el día (el vuelo de regreso salía a las 18:30 h). Fuimos a la Hauptbahnhof de Múnich, a un par de minutos caminando del hotel, para ir a buscar el tren S2 a Dachau (billete: 5,40 €)
9 de marzo de 2015
Nuestro último día en Múnich lo íbamos a dedicar por completo a visitar el campo de concentración de Dachau, un lugar muy interesante para conocer esa parte de la funesta historia del régimen nazi. A la tarde cogimos el vuelo a Madrid, donde hicimos noche cerca del aeropuerto; al día siguiente, bien pronto por la mañana, volvimos a Barcelona.
Ese día nos levantamos pronto para salir temprano del hotel y aprovechar bien el día (el vuelo de regreso salía a las 18:30 h). Fuimos a la Hauptbahnhof de Múnich, a un par de minutos caminando del hotel, para ir a buscar el tren S2 a Dachau (billete: 5,40 €). No tuvimos que esperarlo mucho tiempo y en unos 20 minutos llegamos a Dachau. Para ir al campo de concentración hay que coger el bus 726, gratuito para los que vienen en tren (se puede ir caminando, pero es mas de media hora). El bus estaba sincronizado con la llegada del tren, así que enseguida salimos hacia el campo de concentración, al que llegamos tras 10 minutos.
Para visitar el campo de concentración de Dachau (KZ-Gedenkstätte Dachau) nos decantamos por una visita guiada en inglés de 2,5 horas (3 €) que empezaba las 11 h. La otra alternativa es alquilar audioguías, disponibles en español (3,5 €). También se puede hacer la visita completamente por libre (y gratis, ya que no se paga entrada), pero es recomendable alguna de las dos primeras opciones, ya que lo importante del campo no son sus edificios si no la historia asociada a ellos.

MÚNICH 3: palacio de Nymphenburg y Olympiapark

8 de marzo de 2015 Ese día lo dedicamos a explorar los barrios periféricos de Múnich. Primero fuimos al palacio de Nymphenburg, en el que descubrimos el lujo de sus aposentos y la tranquilidad de sus jardines. Después hicimos una breve visita al BMW Welt, donde la marca bávara expone sus coches para envidia del personal. Luego paseamos por el gran parque de Olympiapark y volvimos al centro de Múnich para dar una vuelta por su Distrito del Arte, aunque no tuvimos tiempo de entrar en ninguno de sus museos. Para visitar estas zonas de Múnich usamos como medio de transporte el bus turístico de Gray Line, ya que la Oficina de Turismo de Múnich había tenido la cortesía de proporcionarnos un par de billetes gratuitos (aprovechamos para agradecérselo)
8 de marzo de 2015
Ese día lo dedicamos a explorar los barrios periféricos de Múnich. Primero fuimos al palacio de Nymphenburg, en el que descubrimos el lujo de sus aposentos y la tranquilidad de sus jardines. Después hicimos una breve visita al BMW Welt, donde la marca bávara expone sus coches para envidia del personal. Luego paseamos por el gran parque de Olympiapark y volvimos al centro de Múnich para dar una vuelta por su Distrito del Arte, aunque no tuvimos tiempo de entrar en ninguno de sus museos.
Para visitar estas zonas de Múnich usamos como medio de transporte el bus turístico de Gray Line, ya que la Oficina de Turismo de Múnich había tenido la cortesía de proporcionarnos un par de billetes gratuitos (aprovechamos para agradecérselo). Los billetes eran válidos para el Gran Hop-on-off city tour, que precisamente va hacia los dos principales lugares que queríamos visitar, Nymphenburg y Olympiapark. Como es usual en estos buses, te puedes subir y bajar tantas veces como quieras. Al ser zonas alejadas del centro, ir en transporte público es un poco complicado, así que este bus es una buena opción. El precio del tour es de 20 € por persona.

MÚNICH 2: casco histórico (Altstadt)

7 de marzo de 2015 Nuestro primer día completo en Múnich lo dedicamos a explorar su casco histórico, una zona con agradables calles y llena de monumentos repletos de historia. Hacia la tarde fuimos al Englischer Garten, el gran jardín de Múnich, para alejarnos del ajetreo de la ciudad y ver la puesta de sol sobre su skyline. Comenzamos el día de la mejor forma posible, disfrutando de un buen desayuno en el Hotel Schiller5. ¡Y vaya desayuno! Había un gran buffet con todo tipo de comida, tanto dulce como salada. Así que disfrutamos de una buena comilona matinal para poder aguantar bien el resto del día sin perder tiempo teniendo que hacer un gran almuerzo.
7 de marzo de 2015
Nuestro primer día completo en Múnich lo dedicamos a explorar su casco histórico (Alstadt), una zona con agradables calles y llena de monumentos repletos de historia. Hacia la tarde fuimos al Englischer Garten, el gran jardín de Múnich, para alejarnos del ajetreo de la ciudad y ver la puesta de sol sobre su skyline.
Comenzamos el día de la mejor forma posible, disfrutando de un buen desayuno en el Hotel Schiller5. ¡Y vaya desayuno! Había un gran buffet con todo tipo de comida, tanto dulce como salada. Así que disfrutamos de una buena comilona matinal para poder aguantar bien el resto del día sin perder tiempo teniendo que hacer un gran almuerzo