MALDIVAS 3: tour al Adaaran Prestige Vadoo Resort

10 de enero de 2017 Aquella jornada hicimos una excursión de un día en uno de los resorts que hay cerca de nuestra isla, Maafushi. Concretamente fue al Adaaran Prestige Vadoo, donde estuvimos todo el día descansando, bañándonos en su playa y haciendo snorkeling. Fue una buena experiencia para ver la otra faceta del turismo en Maldivas, la de los resorts de lujo. Como ya explicamos en un post anterior, la forma de visitar las Maldivas cambia mucho alojándose en un resort o en una isla habitada. Nosotros habíamos escogido esta última opción, pero nos hacía gracia experimentar al menos por un día la experiencia de estar en un resort de lujo.
10 de enero de 2017
Aquella jornada hicimos una excursión de un día en uno de los resorts que hay cerca de nuestra isla, Maafushi. Concretamente fue al Adaaran Prestige Vadoo, donde estuvimos todo el día descansando, bañándonos en su playa y haciendo snorkeling. Fue una buena experiencia para ver la otra faceta del turismo en Maldivas, la de los resorts de lujo.
Como ya explicamos en un post anterior, la forma de visitar las Maldivas cambia mucho alojándose en un resort o en una isla habitada. Nosotros habíamos escogido esta última opción, pero nos hacía gracia experimentar al menos por un día la experiencia de estar en un resort de lujo. Por suerte, en Maafushi todos los tour operadores ofrecen excursiones de un día a los más cercanos. Aunque hay que decir que los tours necesitan un número mínimo de gente para hacerse, y al reservar el tour a un resort concreto siempre te piden que des una segunda opción, por si acaso no se realiza finalmente. Nosotros reservamos el tour al Adaaran Prestige Vadoo en iCom y nos costó 100 USD por persona, incluyendo el transporte y el almuerzo allí. Puede parecer caro, pero hay que tener en cuenta que una habitación en aquel resort con pensión completa en temporada alta cuesta unos 800 € por noche.

MALDIVAS 2: tour a un sandbank y snorkeling

9 de enero de 2017 Dedicamos la mayor parte del día a hacer un tour que combinaba snorkeling con un almuerzo en un sankbank. El buceo estuvo genial ya que pudimos ver un montón de fauna marina. Pero el almuerzo del sandbank fue un poco pasado por agua, ya que nos cayó un buen aguacero. Volvimos a Maafushi a primera hora de la tarde, y el resto del día lo pasamos descansando. Para aquel día habíamos contratado una excursión privada con el propietario de nuestra guesthouse, Mohammed. Era una de las más clásicas que se pueden hacer en Maldivas, un tour para hacer snorkeling en sus arrecifes de coral y un almuerzo en un sandbank (minúsculas islas arenosas completamente desiertas).
9 de enero de 2017
Dedicamos la mayor parte del día a hacer un tour que combinaba snorkeling con un almuerzo en un sankbank. El buceo estuvo genial ya que pudimos ver un montón de fauna marina. Pero el almuerzo del sandbank fue un poco pasado por agua, ya que nos cayó un buen aguacero. Volvimos a Maafushi a primera hora de la tarde, y el resto del día lo pasamos descansando.
Para aquel día habíamos contratado una excursión privada con el propietario de nuestra guesthouse, Mohammed. Era una de las más clásicas que se pueden hacer en Maldivas, un tour para hacer snorkeling en sus arrecifes de coral y un almuerzo en un sandbank (minúsculas islas arenosas completamente desiertas). De hecho, todos los tour operadores de Maafushi ofrecen esta misma excursión de medio día. La única diferencia era que en nuestro caso era privada, y solo nos costó 30 USD por persona, un poco mas que los tours repletos de gente.

MALDIVAS 1, 5 y 8: Maafushi, nuestra base en las islas Maldivas

8, 12 y 15 de enero de 2017 Este post va a ser diferente de los diarios de viaje que solemos hacer ya que en vez de un día os vamos a explicar tres. Y es que de los ocho días que estuvimos en el país, tres lo pasamos en la isla de Maafushi de relax por lo que tienen poca historia. Día 1 - llegada a Maafushi Después de dormir la noche anterior en la capital de Maldivas, Malé, por la mañana cogimos el ferry público que nos llevaría a nuestra base de Maafushi. El resto del día nos dedicamos a explorar la isla y a bañarnos en sus playas.
8, 12 y 15 de enero de 2017
Este post va a ser diferente de los diarios de viaje que solemos hacer ya que en vez de un día os vamos a explicar tres. Y es que de los ocho días que estuvimos en el país, tres lo pasamos en la isla de Maafushi de relax por lo que tienen poca historia.

Día 1 - llegada a Maafushi
Después de dormir la noche anterior en la capital de Maldivas, Malé, por la mañana cogimos el ferry público que nos llevaría a nuestra base de Maafushi. El resto del día nos dedicamos a explorar la isla y a bañarnos en sus playas.
El día anterior habíamos llegado por la noche a Malé provenientes de Colombo, donde acabó nuestro viaje de tres semanas por Sri Lanka. Por la mañana fuimos a desayunar al buffet del hotel que era muy poco variado, con tostadas, fruta y zumos. Además, te servían un plato caliente a base de huevo donde podías pedir tortilla o huevos revueltos o fritos. Enseguida hicimos el check-out, ya que teníamos que coger un ferry a las 10 h. Al salir del hotel paramos un taxi para que nos llevara a la terminal de ferry de Villingili. Pero cuando estábamos dentro del coche vimos que el taxista no ponía el taxímetro, y como no habíamos acordado ningún precio estuvimos todo el viaje temerosos de que luego nos pidiera una fortuna. En Sri Lanka estábamos muy acostumbrados a regatear y acordar precios, pero el llegar a un nuevo país estábamos descolocados. No tardamos mucho en llegar a la terminal, y por suerte el taxista solo nos pidió por la carrera 35 rufiyaa (menos de 2 €), un precio mas que razonable.

MALDIVAS: consejos para organizar el viaje

¿Resort o isla habitada? Planear un viaje a las islas Maldivas es algo diferente de hacerlo a otro país. En este caso la elección del alojamiento cambia mucho el plan del viaje y también el presupuesto. Seguramente mucha gente no sabe que Maldivas es una república islámica muy tradicional: por ejemplo, el alcohol está estrictamente prohibido y las mujeres deben vestir con recato. Debido al gran potencial turístico de sus paradisiacas playas, el gobierno maldivo decidió que al principio el turismo quedara circunscrito a resorts de lujo construidos en alguna de las muchas islas deshabitadas del país. En ellos no tendrían efecto las leyes de la sharia que hemos comentado antes, así que se permite el alcohol y el bikini.
¿Resort o isla habitada?
Planear un viaje a las islas Maldivas es algo diferente de hacerlo a otro país. En este caso la elección del alojamiento cambia mucho el plan del viaje y también el presupuesto. Seguramente mucha gente no sabe que Maldivas es una república islámica muy tradicional: por ejemplo, el alcohol está estrictamente prohibido y las mujeres deben vestir con recato. Debido al gran potencial turístico de sus paradisiacas playas, el gobierno maldivo decidió que al principio el turismo quedara circunscrito a resorts de lujo construidos en alguna de las muchas islas deshabitadas del país. En ellos no tendrían efecto las leyes de la sharia que hemos comentado antes, así que se permite el alcohol y el bikini. Como la mayoría de los resorts están en manos del multinacionales extranjeras, en los últimos años el gobierno maldivo pensó en una forma que el turismo revertiera directamente en el país, por lo que permitió que se abrieran pequeños alojamientos familiares y algunos hoteles en islas habitadas. En las mas solicitadas se habilitaron “bikini beach”, playas en que las turistas extranjeras podían tomar el sol o bañarse en bikini (fuera de estas playas deben hacerlo vestidas). Por lo tanto, en Maldivas hay dos tipos de turismo muy diferente, el de resort y el de islas habitadas.

FRANCIA: ruta por la Provenza y Costa Azul y presupuesto

Del 16 al 25 de septiembre de 2017 Últimamente el trabajo está haciendo que no podamos planificar los viajes con antelación. Como sabéis, es algo necesario para tener buenos precios en los billetes de avión y poder elegir un buen alojamiento en los lugares turísticamente mas solicitados. Algunos de vosotros ya sabéis que últimamente no hemos podido viajar mucho porque Neus estaba ultimando su tesis doctoral. Al presentarla a principios de septiembre (podéis felicitarla, ¡ya es doctora!) pensamos en hacer una escapadita para que descansara de tantos nervios.
Del 16 al 25 de septiembre de 2017
Últimamente el trabajo está haciendo que no podamos planificar los viajes con antelación. Como sabéis, es algo necesario para tener buenos precios en los billetes de avión y poder elegir un buen alojamiento en los lugares turísticamente mas solicitados. Algunos de vosotros ya sabéis que últimamente no hemos podido viajar mucho porque Neus estaba ultimando su tesis doctoral. Al presentarla a principios de septiembre (podéis felicitarla, ¡ya es doctora!) pensamos en hacer una escapadita para que descansara de tantos nervios. Al ser todo tan improvisado, optamos por hacer un viaje en coche, así no tendríamos que lidiar con los altos precios de los vuelos. Y viviendo en Barcelona, pensamos que sería una buena idea regresar al sur de Francia, que ya habíamos explorado hacía dos años, cuando viajamos por la Ruta de los Cátaros. Como nos gustó tanto decidimos repetir, esta vez yendo hacia el este, de forma que el objetivo del viaje sería la Provenza y la Costa Azul, incluyendo Mónaco.

ESLOVENIA: ruta del viaje y presupuesto

Para finales de julio queríamos hacer una escapadita de mas o menos una semana, así que nos pusimos manos a la obra para buscar destino. Los requisitos eran: que no fuera muy caro (ya que al ser temporada alta todo costaría mas), que se llegara con un vuelo barato (con solo algo mas de un mes de antelación tampoco teníamos mucho margen de maniobra), que se pudiera ver sin prisas en unos 8 días y, si podía ser, que fuera de un país que no hubiéramos visitado antes. Enseguida fijamos la vista en un país pequeño pero desbordante de naturaleza e historia: Eslovenia. Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de ir, así que se presentó la ocasión perfecta. Aunque resulta caro llegar a Eslovenia en avión, hay una gran ventaja: se puede volar a Venecia, que está a menos de dos horas de la frontera eslovena, por poco dinero
Del 24 al 31 de julio de 2017
Para finales de julio queríamos hacer una escapadita de mas o menos una semana, así que nos pusimos manos a la obra para buscar destino. Los requisitos eran: que no fuera muy caro (ya que al ser temporada alta todo costaría mas), que se llegara con un vuelo barato (con solo algo mas de un mes de antelación tampoco teníamos mucho margen de maniobra), que se pudiera ver sin prisas en unos 8 días y, si podía ser, que fuera de un país que no hubiéramos visitado antes. Enseguida fijamos la vista en un país pequeño pero desbordante de naturaleza e historia: Eslovenia. Hacía mucho tiempo que teníamos ganas de ir, así que se presentó la ocasión perfecta.
Nuestro coche de alquiler
Aunque resulta caro llegar a Eslovenia en avión, hay una gran ventaja: se puede volar a Venecia, que está a menos de dos horas de la frontera eslovena, por poco dinero. Así que pudimos conseguir un par de billetes de Ryanair a Venecia - Treviso relativamente bien de precio (mas abajo especificamos el coste). Para movernos elegimos como transporte el coche de alquiler, la mejor forma de recorrer Eslovenia. El país es relativamente pequeño y tiene muy buenas carreteras, así que los tiempos de conducción no son muy grandes. Aunque el aeropuerto de Treviso es pequeño, tiene una buena cantidad de compañías de alquiler de coches, por lo que tampoco nos salió muy caro.

A continuación os detallamos el planning de lo que hemos hecho cada día del viaje:
  • Día 1 - Škocjan y Koper. Llegamos a primera hora de la tarde al aeropuerto de Venecia-Treviso (Italia). Recogimos el coche de alquiler y nos dirigimos a las espectaculares cuevas de Škocjan. Después apuramos el día en Koper, una ciudad de origen veneciano poco conocida pero muy bonita. Noche en Koper.
  • Koper (izq.) y cuevas de Škocjan (dcha.)

  • Día 2 - Piran, Postojna y Predjama. Empezamos el día visitando la encantadora ciudad veneciana de Piran. Después visitamos las espectaculares cuevas de Postojna y el imponente castillo de Predjama. Noche el Liubliana.
  • Piran (arriba), cuevas de Postojna (abajo izq.) y castillo de Predjama (abajo dcha.)

  • Día 3 - Liubliana. Pasamos el día entero visitando la capital de Eslovenia, paseando por su bonito casco antiguo y disfrutando de las vistas de su Castillo. Noche en Liubliana.
  • Diferentes lugares de Liubliana

  • Día 4 - Cejle, Maribor y Ptuj. Empezamos la jornada dando una vuelta por los bonitos centros históricos de Cejle y Maribor. Por la tarde llegamos a Ptuj, un bonito pueblo medieval en el que deambulamos el resto del día. Noche en Ptuj.
  • Cejle (arriba izq.), Maribor (arriba dcha.) y Ptuj (abajo)

  • Día 5 - lago Bled. Por la mañana llegamos a este famoso lago, uno de los lugares mas bellos (y frecuentados) del país. Hicimos una excursión a pie por todo su contorno, nos bañamos en él y subimos al castillo y a la montaña de Ojstrica para disfrutar de las bonitas vistas del lago. Noche en Bled.
  • Diferentes lugares del lago Bled

  • Día 6 - Vintgar y lago Bohinj. Empezamos el día haciendo la excursión por las espectaculares gargantas de Vintgar. Después nos acercamos a la zona del lago de Bohinj, donde subimos en teleférico al monte Vogel, descubrimos la catarata Savica y paseamos por la orilla del mismo lago. Noche en Bled.
  • Gargantas de Vintgar (arriba izq.), lago Bohinj (dcha.) y catarata Savica (abajo izq.)

  • Día 7 - Vršič y Valle del Soča. Primero nos acercamos al bucólico lago de Zelenci, en Kranjska Gora. Después subimos por la carretera de montaña que lleva al paso de Vršič, donde contemplamos sus vistas. Luego pasamos al espectacular Valle del Soča, donde disfrutamos mucho de sus paisajes, y además fuimos al nacimiento del río Soča y a la catarata de Kozjak. Finalmente tomamos un curioso tren para vehículos para ir de Most na Soči a Bohinjska Bistrica. Noche en Bohinjska Bistrica.
  • Zelenci (arriba izq.), paso de Vršič (arriba dcha.) y valle del Soča(abajo)

  • Día 8 - Radovljica, Kropa, Jamnik y Škofja Loka. Aquella jornada paseamos por bonitos pueblos de la Alta Carniola (Radovljica, Kropa y Škofja Loka), y disfrutamos de las bonitas vistas desde Jamnik. A primera hora de la tarde regresamos a Italia ya que a la noche teníamos nuestro vuelo de vuelta desde Venecia-Treviso.
Radovljica (arriba izq.), Kropa (arriba dcha.), Jamnik (abajo izq.) y Škofja Loka (abajo dcha.)

Hemos vuelto encantados de Eslovenia. Tiene la combinación que mas nos gusta a nosotros: unos paisajes naturales espectaculares por los que hacer excursiones (ojalá hubiéramos tenido tiempo para hacer mas) y un rico legado histórico que descubrir. El pequeño tamaño del país es toda una ventaja, permite llegar fácilmente a la gran cantidad de sus rincones interesantes. Por no hablar de su gastronomía, una gran fusión de la cocina mediterránea y la centroeuropea. Así que es un destino que recomendaríamos sin duda alguna.
Es difícil dar una lista de nuestros lugares imprescindibles de Eslovenia. En tan poco tiempo nos da la sensación que solo nos ha dado tiempo de ver lo esencial del país, nos hubieran ido genial unos cuantos días más. Lo más famoso del país es sin duda el lago Bled, y pese a la enorme masificación que hay en temporada alta hace honor a su fama: es un lugar bonito donde los haya. Su capital Liubliana también merece una visita, su casco antiguo es toda una delicia para los amantes de los paseos. De los diversos pueblos bucólicos que hemos visitado nos quedaríamos con Škofja Loka (casi todo su casco antiguo es de postal), Ptuj (sus callejas medievales son encantadoras) y Koper (la vecina Piran tiene mucha fama, pero ésta no le tiene nada que envidiar). Y de sus espectaculares paisajes, a parte del lago Bled, no olvidaremos los del Valle del Soča, la garganta de Vintgar y la cueva de Predjama.

PRESUPUESTO
Vuelos 195,96 €
Alojamientos 555,14 €
Coche 203,16 €
Gasolina, peajes, parkings 175,88 €
Entradas 158,98 €
TOTAL 1.289,12 €
Por persona 644,56 €

En general podemos decir que Eslovenia es un país bastante caro en temporada alta, aunque seguramente no tanto como sus vecinos Italia o Croacia (por no hablar de Austria o Suiza). Al ser los meses de mayor afluencia turística el precio de los alojamientos estaba por las nubes, y la disponibilidad era reducida en los lugares mas populares como Bled. Así que en esta época conviene reservar con antelación. Como media el alojamiento nos salió por unos 80 € la noche en habitación doble con desayuno. Hay que decir que el alojamiento en Luibliana subió mucho la media, ya que pagamos 100 € cada noche por estar bien situados y disponer de parking para el coche.
El coche de alquiler también nos salió relativamente bien de precio, a unos 25 € al día el modelo mas económico (aunque quizás hubiéramos pagado algo mas por tener uno con aire acondicionado…). El tema de los peajes en Eslovenia está bien solucionado: hay que comprar una vignette con la que se tiene acceso a todas las autopistas del país. Lo malo es que al ir 8 días tuvimos que pagar los 30 € de la vignette de un mes, cuando existe una de una semana por la mitad de precio. Tampoco es caro el tema de los aparcamientos: la mayoría son de pago, pero normalmente son cantidades pequeñas (a menudo con 1 € puedes aparcar durante unas cuantas horas).
En cuanto al vuelo, ya indicamos que llegar al aeropuerto de Venecia – Treviso con Ryanair es bastante barato. Desde Barcelona el billete ida y vuelta nos salió por 98 €, comprado con solo 5 semanas de antelación. En temporada baja es una ruta de esas que te pueden salir por 20 € el trayecto. Por último comentar el alto precio que tienen las entradas en algunos lugares turísticos, sobre todo los mas populares. Por ejemplo, la entrada a las cuevas de Škocjan vale 16 € y el billete combinado a Predjama y Postojna, 35,70 €.